Berlin Atonal by Frankie Casillo

Crónica Berlin Atonal 2019

en septiembre 16 | en Reports | por | Sin comentarios

Un año más fuimos testigos de la grandeza de un festival como Atonal, un referente no solo para los berlineses, sino para visitantes de todas partes del viejo continente y de otras partes del mundo (mención especial para una nutrida representación española en el festival). A estas alturas resulta complicado decir algo nuevo sobre un festival que lleva, en su segunda etapa, desde 2013 marcando el camino a seguir para muchos otros festivales, siendo el escaparate más importante donde los artistas presentan sus nuevos shows, se estrenan por primera vez en directo o crean espectáculos exclusivos para la ocasión. La vanguardia sonora y visual se volvió a dar cita un año más, a finales de agosto, cuando todos andan pensando ya en la vuelta a la rutina, salvo en el apabullante Kraftwerk, donde nos dejamos ir durante cinco intensos días para quedarnos, una vez más, con nuestros sentidos exhaustos tras presenciar una buena ración de espectáculos audiovisuales que desafían nuestros límites.

Berlin_Atonal_2019_Objekt_2©IsabelOToole

La joya de la corona siempre será el Main Stage, ubicado en la planta superior del Kraftwerk. Huelga decir que un escenario como este, dentro de esta antigua fábrica, ya impacta y deja una sensación de la cual es imposible desquitarse mientras estamos ahí. Por él pasaron los principales reclamos del festival, y aunque nunca se ha caracterizado por priorizar artistas sobre otros, quedó patente que para el público la historia es diferente. Objekt, junto con Ezra Miller, prosigue con su espectacular puesta en escena de su directo. Unos visuales marca de la casa por cortesía de Ezra Miller, con momentos recordando a un personaje de los antiguos videojuegos de lucha a lo Tekken o ese bicho que cantaba al son de la voz de Objekt, quedaban sin embargo un poco en segundo plano merced a unos juegos de luces y láser impresionantes, una pirotecnia sobria, sin entrar en la locura de los clubs o siguiendo patrones predeterminados sin ton ni son. Objekt llevó a cabo un directo de bajas revoluciones, sin acabar de explotar nunca, repasando su trayectoria por la vertiente más reposada. Sin embargo, entrando en la recta final, probablemente quiso recompensar a aquellos que esperaban un Objekt más pistero, y con el reciente éxito de su doble revisión del clásico ‘Theme From Q’ que ha publicado bajo el alias de Dj Bogdan, espetó un Love Inna Basement (Midnite XTC), esa relectura hardcore rave de uno de sus mayores éxitos. Un guiño para un público que entró en trance y se sumió en el delirio colectivo.

3 _ Alessandro Cortini _ Berlin Atonal 2019 by Frankie Casillo _ Day 3
Ahí mismo estuvo Alessandro Cortini, con su nuevo show ‘Volume Massimo’, donde presentó también sus nuevas creaciones. Un show más emocional, más emotivo, si cabe, que sus anteriores trabajos. Siempre evocando el recuerdo y mirando al pasado con optimismo y nostalgia, Cortini llegó a lo más profundo de la gente con sus cuidadas melodías y con unos visuales ciertamente oníricos que encajaban al dedillo. Fue ahí también donde Samuel Kerridge, junto a Taylor Burch, presentaban The Other, un choque de trenes entre el sonido sónico e industrial de Samuel y la voz gélida, robótica y espacial de Taylor Burch, narrando las diferentes Transmissions. Ensimismados por la narración impasible de Burch, todo el arsenal de Kerridge iba dejando un poso en nuestros cuerpos sin darnos cuenta, elevando la intensidad a medida que avanzaba el show. Con Helm, el “agujero negro” que los visuales dibujaban durante la actuación del inglés definen perfectamente lo que fue el concierto: profundo, pesado, transcendental, un ambient oscuro que iba engulléndonos poco a poco. Nkisi fue seguramente quien mejor aprovechó las posibilidades visuales del escenario principal del festival, láseres, una lámpara desde donde salían luces en medio del publico. Una experiencia visual y musical (sonó prácticamente todo su nuevo disco en UIQ) de las que a priori no parecen hacer mella y que con el paso del tiempo se van recordando y quedan en el imaginario colectivo. Una tormenta perfecta de ruido y luces con todo el sentido del mundo. Algo que también provocó el británico Lee Gamble. Con las dudas de quienes le hemos visto anteriormente y no ha logrado trasladar al directo ese derroche de talento y creatividad que le caracteriza, su nuevo show fue un repaso por el sonido clásico de UK mezclado con otro repaso por los sonidos mas modernos que publica en su sello. Una autentica lección que acabó convertido en un concierto nivel obra maestra, difícil explicarlo con palabras mas allá de lo ya dicho. Visuales, música, todo en una comunión que costará tiempo olvidar, increíble.

Berlin_Atonal_2019_Helm3©IsabelOToole

En el Stage Null pudimos ver a HTRK. Uno de los pocos directos con la concepción de banda que se vieron en todo el festival, concierto clásico en su forma pero no en su fondo, música avanzada, lánguida y enérgica a la misma vez pero en diferentes pasajes de las canciones. Uno de los mejores directos en global del festival, sonando muy cohesionados entre los temas nuevos de su disco recién publicado con los de los anteriores, queda todavía mucho por disfrutar de esta banda que nos recordará, entro otros, a Broadcast. Palabras mayores. Les sucedió Dbridge. El dueño de Exit Recordings daba una lección de texturas rugosas y puro sonido UK, tempo lento en la mayoría del concierto entre Dubstep y Techno y parones entre canciones que no hicieron que perdiera fuerza, también hubo tiempo para dos temas ya mas subidos de tempo llegando al DNB del que ha bebido la mayoría de su carrera. Amnesia Scanner maravillaron una vez más con un  concierto en que los fans salimos satisfechos con los nuevos temas, con la colaboración de Daniela Lalita, absolutamente poseída, siendo el contrapunto ¿humano? a un sonido y unos visuales tan avanzados como tecnológicos, como si pudiéramos trasladar un caso de esquizofrenia en un cyborg en imágenes y sonido. Un show tan inusual y diferente a todo que también posee a los nuevos espectadores, atónitos y sin capacidad de reacción ante tal vendaval. Cerró uno de las noches JK Flesh, repartiendo arreones pesados e industriales sin parangón, a su bola siempre. Podríamos afirmar que el sonido del Kraftwerk cuando estaba operativo no distaría mucho de lo que JK Flesh ofreció. Quienes se quedaron a gusto fueron Varg y VTSS en un b2b híbrido para el recuerdo, con VTSS disparando sin hacer prisioneros y un Varg que iba creando y haciendo de contrapunto a la fuerza imparable que es la dj y productora polaca. Tampoco os penséis que le paró los pies, todo lo contrario. Los dos, de la mano, abrieron las puertas del infierno y se aseguraron de que nadie se quedara fuera.

6 _ Amnesia Scanner _ Berlin Atonal 2019 by Frankie Casillo _ Day 4

Aunque en el OHM disfrutamos esencialmente de dj sets, cabe destacar el estreno de Bed Of Roses de la dj y productora portuguesa Violet. La jefa del sello Naive, entre sus muchas aventuras, presentó lo que será su primer álbum, un compendio de aquellos sonidos que le hemos podido ver pinchar en sus sets, pero también pudimos ver la parte más íntima y personal de una artista que probablemente esté en el mejor momento de su carrera. Algo que sin lugar a dudas confirmó en este directo, fundiendo techno, breaks, pinceladas de r&b oscuro, ambient sintético, todo recubierto de una pátina de sensibilidad y alegría colorida. Metrist dio buena cuenta también del sonido UK, con guiños claros al grime y el dubstep, mientras que Buttechno empezó a muy bajas revoluciones, pinchando dub techno, house y solamente música con mucha clase. Un desarrollo lento, muy cuidado, que si se tuviera que definir con una palabra seria Groove, el cual fue creciendo durante la sesión llegando a un punto housy que puso el broche final. Trevor Jackson y Sofay pincharon por separado, consecutivamente, que encajaron perfectamente una detrás de la otra. Trevor Jackson dando rienda suelta al sonido que siempre le ha caracterizado cuando es DJ, tempo lento, sonidos oscuros cercanos al EBM pero sin los clichés del género y Sofay en el mismo tempo lento pero mezclando la oscuridad con sonidos percusivos, ritmos house lentos o incluso el mítico tema de Maria Rita “Kamaiura” que fue sin duda el momento estelar de su sesión. Bambounou cerró con mucha metralla techno y un punto siempre hortera, por describirlo de alguna manera, cayendo en la monotonía hacía el final de su set. Rhyw y Mor Elian se juntaron en un b2b en el que hubo cabida para todo, desde electro a trance, pasando por breaks y techno de toda la vida. Un somero repaso por los géneros que están en boga a día de hoy. Arthur fue el contrapunto a estos cierres con una sesión cargada de ritmos dub y reggae sin salirse del guión.

Berlin_Atonal_2019_Varg_vtss.pl_2©IsabelOToole

En Tresor pudimos disfrutar del showcase de mina, donde Violet dejó claro en una cortísima hora que es una de las dj más en forma del momento: breaks, techno a altísimas revoluciones, jungle y alguno de sus detalles marca de la casa para un viaje intenso, corto, pero intenso. Todo estaba listo para disfrutar del nuevo live de Photonz, que también presentaba nuevo material, pero a los quince minutos la mala suerte se cebó con él y problemas con el hardware obligaron al portugués a dejar el live para otra ocasión y terminar su slot haciendo un dj set. El encargado de cerrar la noche no fue otro que marum, probablemente el nombre más visible del colectivo, con un set cargado de fast techno y hard trance, evocando en parte a todo el sonido proviniente de Copenhague. Terrence Dixon sigue siendo uno de los artistas más fascinantes de la escena de Detroit. Nos dejó sin palabras tras una intro sin bombo, con un sample de voces de un despegue espacial, incluso unas marimbas sonando para empezar con su sonido mas clásico de Detroit y minimalista con sintetizadores melódicos y cajas secas después y hasta el final del concierto, una lección de lo que es techno. Solid Blake tenía una difícil tarea después de tal exhibición, pero la escocesa no se amedrentó y dejó a las claras porqué es uno de los nuevos valores de la escena techno. Estrenaba directo y se quedó a gusto. Detrás llegó Umwelt, que terminó de derrumbar lo que quedara en pie, empezando ya de buenas a primeras con hardcore marca de la casa y sin bajar ni un ápice la intensidad durante todo su set. Pocos le ganan en este sentido.

130270004 _ Berlin Atonal 2019 by Frankie Casillo _ Day 4

Atonal fue, un año más, la unión perfecta entre experimentación audiovisual y clubbing, entre posicionarse como el espacio definitivo donde mostrar las bondades de la vanguardia musical y rendir culto a los sonidos más clásicos. Una cuidada y acertada programación que encuentra en este maravillo espacio que es Kraftwerk (y por extensión OHM y Tresor). Atonal juega en otra liga, su liga.

 

Texto de Albert Fontanals y Gerard Llopart

Fotografías de Isabel O’Toole (1, 3, 5), Frankie Casillo (2, 4, 6, Portada)

Comentarios

Comments are closed.

related posts

« »