17218645_10155578999364879_6408632320986186468_o

Crónica Mutek 2017

en marzo 16 | en Reports | por | Sin comentarios

Fotos de Alba Rupérez

La última edición del Festival Internacional de Creatividad Digital Mutek en Barcelona dejó una buena colección de actuaciones para el recuerdo. Y es que aunque la música no sea el único aliciente para el público asistente, sí resulta determinante. Conviene recalcar este hecho, porque aunque suene obvio, una de las actuaciones más interesantes, atractivas e impactantes fue precisamente una obra audiovisual.

De este modo, el proyecto de Michela Pelusio y Glenn Vervliet en el Institut Français fue un espectáculo para guardar en la memoria. Pelusio presentaba su Spacetime Helix, una fascinante creación que aúna luz, movimiento y sonido para atorar tus sentidos, en el que Vervliet le acompañaba con sus drones. Resulta complicado describir la experiencia vivida, pero sirviéndose de la física cuántica, el Spacetime Helix también jugaba al despiste, pues después de un rato creyendo que se trataba de un halo de luz dirigido por la artista italiana, empezó a interactuar con dicho halo con las manos. No era brujería, no. Ciencia. Y a partir de ahí un sinfín de superposiciones, deformaciones, espirales, discos, cuerdas que moldeaban la luz al gusto de la artista. Cuando parecía que el show no podía ofrecer nada más, una vuelta de tuerca más, con el añadido de color, y el Spacetime Helix nos dejaba anonadados una última vez.

17239822_10155578995459879_5104737231974225875_o

No acababa ahí el A/Visions en el Institut Français, pues a continuación llegaba el dúo francés 1024 Architecture en el que presentaban Recession, parte de su trilogía Euphorie-Crise-Recession, en el que reflejan las miserias de esta sociedad globalizada. El descenso a los infiernos después de la crisis en un tono sarcástico. De un hilo de luz minúsculo surgió un vendaval de imágenes que iban evolucionando hasta culminar en un imaginario terrorífico que ejemplificaba dichas miserias. La aparición final del bebé probablemente provocó más de una pesadilla.

Y uno de los miembros de 1024 Architecture repetía al día siguiente en el Mazda Space, donde llevarían a cabo otra performance como Minuit Une y so obra Pyr To Pyr. Una instalación en la que un diseño piramidal de láseres recreaba una tormenta, con destellos de luz atronadores y diseños geométricos repartidos por todo el espacio, con el público repartido y formando parte de la propia instalación. Terminó de redondear la tarde el dj y productor valenciano Airaboi, con un dj set de bajo voltaje y melódico en el que se dejaron escuchar temas de Hunee o Supreems. Antes de esto, Alicia Alvárez Vaquero analizó las nuevas corrientes dentro del formato videoclip y como internet y las redes sociales están modificando la forma en que entendemos, interectuamos y consumimos estos productos. Un tema que da para mucho y que con más tiempo hubiera podido satisfacer más tanto a la conferenciante como al público.

17218699_10155580742184879_6603439222002373854_o

Seguía la noche del viernes en Nitsa con Demdike Stare. La visita del dúo mancuniano siempre es bien recibida. Con un estatus ya de referentes gracias a su particular visión del dark techno, del ambient más opresivo, con una apertura ahora a ritmos rotos, su paso por Nitsa no terminó de encandilar a una pista no del todo llena. Es el mal endémico de esta ciudad o este país, en el que a partir de cierta hora hay propuestas que el público no compra. Y en medio de esto, Demdike Stare dieron buena cuenta de su amplio abanico de sonidos, destacando el momento en que los breaks dominaron su actuación. ¿Como calificas una actuación en la que el artista lo hace todo bien y debería encandilar al público pero este no responde? Avalon Emerson cerró la noche con un set en el que el techno es la piedra angular de un discurso que tiene tantas aristas como su obra como productora. Mención especial cuando decidió pinchar uno de los temas que la catapultó como es “The Frontier”, en medio de un despiporre techno en el que se acercó peligrosamente al hardcore.

17192013_10155584839889879_1297010350906377792_o

Sin demasiado tiempo para recuperarnos de la noche, arrancaba el sábado en la Antigua Fábrica Damm a la hora de la sobremesa con DIGI_MRKT, en el que toda la nueva hornada de sellos de Barcelona tuvieron unos 15 minutos para presentar su sello y alguna de sus referencias a todos aquellos que se daban cita. El sonido no acompañó y a veces se hacía difícil entender lo que decían. De cara al próximo año se podría terminar de perfilar esta idea para dar mayor y mejor proyección a estos sellos o incluso algún tipo de colaboración entre festival y sellos. A su vez, en la Sala Sótano estaba la instalación lumínica “Pentatonix” a cargo de Light Notes, en el que un pentágono formado por  barras de luz iban sincronizados con la música. El público podía interactuar con el pentágono, convirtiéndose en protagonista. En la Sala de Máquinas es donde se cortaba el bacalao. A destacar las actuaciones de Klara Lewis, en las que los drones, texturas variadas, grabaciones de campo redibujaban el live ambiental. Se acompañó de unos visuales que parecían la extensión visual de su sonido. Viejas grabaciones, texturas granuladas, imágenes casi oníricas para una inmersión completa. La actuación de la tarde, no obstante, correspondió a la artista suiza de origen nepalí Aïsha Devi, que llegó hasta los más profundo de nuestro ser con un live cargado de energía y sentimiento. Su propuesta, ya atrevida e innovadora de por sí, gana enteros en directo. Future beats, trances meditativos y casi religiosos, rituales… Un poco como si la visión occidental y oriental colisionaran y saliera algo bello, algo conmovedor a la par que aterrador. Era dificil volver a la realidad después de tal revelación.

17218698_10155585216924879_7788166937800899092_o

Nitsa era la última parada del festival y quedaba probablemente lo más gordo del cartel. El público respondió con mucho más fervor que el día anterior y Marc Piñol, encargado de abrir la noche, volvió a deleitarnos con uno de sets en los que anota, asiste, rebotea y defiende. Se adaptó a la difícil tarea de preceder a un artista tan inclasificable como es Actress. El plato fuerte del cartel regresaba al Mutek y regresaba a Nitsa, donde un seis años atrás se quedó a gusto con un público irrespetuoso que silbó al británico, precisamente por el mismo motivo que citábamos unos párrafos antes. En esta ocasión, no sucedió tal cosa, pero parece ser que otra vez dejó con división de opiniones. Para algunos, otro live impecable de un genio. Para otros, un jeta que sigue sin despachar un live a la altura de sus trabajos. Si nos atenemos a lo vivido, lo suyo fue un live sucio, espeso, lleno de techno regurgitado y pasado por la trituradora. Nada de progresiones lineales y monótonas. Durante el live presento temas que estarán en AZD, su nuevo trabajo. Luego llegó Bjarki desde el frío, demostrando el acierto de Nina Kraviz al llevárselo a su sello y de gira con él siempre que puede. El chico bombardeó a los presentes con un show directo y conciso, a veces incluso pecando de poco sutil. Desnudó los temas y dejó el esqueleto para terminar repartiendo estopa. Demostró con creces que vale mucho más que el manido hit “I Wanna Go Bang”. Con el público arriba y entregado, llegó Dasha Rush para terminar de arrasar con la pista. Lo suyo es puro talento innato para dedicarse a esto. Pero también destila pasión y amor por su profesión y te das cuenta de que es una persona que disfruta a ambos lados de los platos. Así, el cierre del festival no pudo tener mejor broche.

Después de una edición de 2016 que incluyó nombres muy conocidos, como The Orb o el proyecto de Ricardo Villalobos Vilod, este año el cartel resultó más humilde pero también hecho con mimo. Los diferentes eventos previos en Mazda Space o en Girona han ido creando una familiaridad que ha convertido un festival internacional en algo muy cercano en su edición de Barcelona. Una proximidad con el festival y los artistas que siempre es de agradecer en esta época de festivales masificados y programaciones repetitivas.

Comentarios

Comments are closed.

related posts

« »