El alemán, pionero de la música electrónica, nos deja a los 73 años

Florian Schneider falleció a los 73 años a causa de un cáncer, según un breve comunicado de la banda. El que fuera fundador de Kraftwerk junto a Florian Hütter deja tras de sí un legado que ha servido de base e inspiración para un infinidad de grupos y artistas, así como esenciales para el surgimiento de nuevos géneros. Todos los aficionados a la música electrónica y de baile están en deuda con Florian Schneider y Kraftwerk.

El alemán, nacido el 7 de abril de 1947 en Düsseldorf, formó parte de varias formaciones de rock instrumental hasta que formó Organisation con Florian Hütter, preludio hasta formar Kraftwerk en 1970. Pioneros del Krautrock, una etiqueta que en realidad aglutinaba un grupo de bandas formadas en la Alemania Federal en los 70 con influencias y sonidos variopintos que iban desde el jazz, el rock instrumental, el ambient, la psicodelia… Su sonido, con teclados electrónicos y otros instrumentos que tocaba y que posteriormente procesaban electrónicamente, se iría perfilando cada vez más. Tras unos primeros discos en los que aún mantenían estos primeros sonidos, en 1974 publicarían Autobahn, que los catapultó a otra categoría. Un disco hecho casi al 100% con sintetizadores, supuso una revolución por su originalidad e innovación. Tras este disco, otras cuatro obras maestra convertirían al ya por entonces cuarteto en leyendas de la electrónica: Radio-Activity (1975), Trans-Europe Express (1977), The Man-Machine (1978) y Computer world (1981). Las voces tratadas con vocoder y con algunos temas más cercanos a la estructura de canción y fórmula pop, sentarían las bases del synthpop en primera instancia.

Posteriormente, serviría como catalizador e influencia mayor para productores y dj’s de ambos lados del Atlántico, que utilizarían sus temas para dar lugar al surgimiento de nuevos géneros como el techno y también influenciaría a otros como el hip hop.

Florian Schneider formó parte de la banda hasta que en 2008 abandonó la formación, publicó en 2015 un trabajo en solitario llamado Stop Plastic Pollution, y nada más se supo de él hasta que hoy nos ha llegado la trágica noticia de su fallecimiento. Su legado permanecerá ligado ya para siempre al de la música contemporánea y a su enorme influencia. Descanse en paz.